Las hipocresías del cambio climático

Planeta_Tierra

Pongamos las cosas en perspectiva, tras la polémica sobre los verdaderos intereses que se esconden sobre la campaña por la abolición de las bolsas de plástico en los supermercados, estoy viendo un reportaje de National Geografic que habla de que una subida de 6 grados sería catastrófica y enviaría todo a la mierda, OK, eso es innegable, pero lo que enviaría a paseo es el planeta tal y como lo conocemos nosotros, pero no siempre ha sido así.

La Tierra se creó hace unos 4570 millones de años (intentar visualizar mentalmente cuanto tiempo es eso), nuestro antepasado más lejano, el primer primate del que hay señales es de hace 500.000 años, el cristianismo tiene unos ridículos 2009 años y desde la revolución industrial han pasado unos insignificantes 250 años.

En esos más de 4500 millones de años de vida de la Tierra ha habido subidas y bajadas de temperaturas, glaciaciones, deshielos, inundaciones, volcanes por todos lados, meteoritos, se han creado millones de especies y han desaparecido otros tantos. Lo más cierto de las teorías del cambio climático es que el hombre ha conseguido acelerar esos procesos de una forma espectacular y desconocida hasta ahora, es decir que un proceso de calentamiento que antes se producía en unos cientos de miles de años ahora lo hemos conseguido en unos pocos centenares. Pero a la Tierra eso no le preocupa, hay una cosa llamada homeostasis que posee el planeta y es la capacidad para recuperarse de cataclismos a medio plazo.

La vida siempre continua, a pesar del hombre de los meteoritos, de las catástrofes nucleares, incendios o lo que sea, e el fondo no somos más que un molesto grano en el culo para la Tierra. No creo que sea correcto hablar de tragedias, simplemente se trata de cambios. A la Tierra le da igual que la especie dominante sobre su faz sean los dinosaurios o nosotros, una vez que desaparecen/desparecemos esas especies, la Tierra continua con su andadura. Lo único que probablemente la detendrá será el final de vida del Sol, que lleva, al igual que nuestro planeta unos 4600 millones de años y al que le quedan otros 5000 millones mas por delante, o sea que actualmente es un hombre de mediana edad.

Una vez contextualizadas las fechas recapitulemos: Hagamos todo lo posible y mas por detener el deterioro del Planeta Tierra, nuestra casa, a la que hay que mimar al igual que mimamos a nuestros padres o hijos, pero alejémonos de patéticos hippismos que propugnan freses como “El Planeta en Peligro”, lo que hacemos o hagamos es por el motivo más egoísta del mundo, NUESTRA SUPERVIVENCIA o “El hombre, un virus para el Planeta Tierra”, probablemente el día que nuestra especie desaparezca otra ocupará nuestro lugar, igual unos periquitos gigantes mutantes o escarabajos peloteros voladores, y estos estarán encantados de que hayamos desaparecido, igual que nosotros hemos de agradecer que ya no haya dinosaurios.

Que nadie se confunda, este post no va en la linea de los amigos de Aznar que niegan el cambio climático, del cual no tengo ninguna duda, pero tampoco apoya las teorías de los neo-hippies-ecologistas.

Creo que es cierta la subida de temperaturas, el deshielo, el fenómeno de El Niño, la desertización y todo lo que queráis. Lo fundamental es que todas estas informaciones muchas veces se disfrazan de preocupación por el pobrecito planeta Tierra que lo estamos matando, por no hablar de paridas como lo de Gaia. El motivo real es totalmente egoísta, el planeta Tierra no está en peligro, somos nosotros los que lo estamos.

Por eso me parece muy bien reciclar, buscar energías alternativas al petroleo, reducir las emisiones de CO2 y cualquier cosa por reducir el impacto de nuestra especie por el planeta, pero porque yo también soy egoísta, no quiero que mi especie desaparezca de la Tierra.

Osea que, NO a los que niegan el cambio climático por intereses puramente comerciales como Aznar & Friends y NO a los NEO-HIPPIES que creen que vamos a acabar con el planeta, cuando lo que pasará es que un dia la Tierra acabará con nosotros y continuará con su larga y compleja vida.