Campeones! Campeones! oé, oé, oé!!!

No, este post no viene por la desgracia de partido del Barça contra los pericos… Es un interesante artículo de La Vanguardia sobre el origen vasco (concretamente de la Real Sociedad) del cántico que todos los equipos de España hacen cando su equipo gana algo.

——————

Gracias a la hemeroteca, en la página web de la Federación de Peñas de la Real Sociedad descubrimos una cosa que ya intuíamos desde hace años, pero no existía una documentación escrita al respecto: La canción que cantan todos los aficionados de España cuando su equipo sale campeón, nació en el campo de Atotxa, en San Sebastián.

Más o menos, todos los aficionados al fútbol de aquella zona lo sabíamos, pero nunca los conoces a ciencia cierta. En un artículo que encontramos se hace referencia escrita a ello, por lo que por primera vez queda constancia de la existencia y la procedencia de la canción. El periodista lo explica en una entrevista que hace al mítico Arconada: “campeones hobé, hobé” significa “campeones, los mejores, los mejores”, en euskera. Con los años, el “hobé, hobé” ha ido derivando al “oé, oé”, que se oye hoy en día.
En la web de las peñas de la Real el tema tuvo bastante repercusión, tanto por constatar algo que más o menos se sospechaba, como también por el hecho de recordar unos tiempos gloriosos de nuestro equipo, la Real, que ahora está muy lejos de aquello: en segunda división y con pocos motivos para cantar y celebrar cosas.

Os traslado lo que escribimos en la web a raíz del artículo de La Vanguardia de 1982, año en el que la Real ganó su segunda liga consecutiva:

El “campeones: oé, oé, oé” nació en Atotxa
Un cántico habitual en el fútbol, que se oye cuando un equipo sale campeón, el “Campeones: oé, oé, oé”, nació en el mítico Atotxa hace más de un cuarto de siglo. Un documento periodístico de la prensa catalana de la época lo atestigua.

El periodista de La Vanguardia que escribió la crónica de la gesta de la Real en Atotxa tras ganar su segunda liga decía (en el artículo está entrevistando a Arconada): “Del vestuario realista salían voces cantarinas, los jugadores que se apuntaban al clamor popular: “Campeones; hobé, hobé, hobé”. De hobé se puede traducir por el mejor en la lengua vasca”, según explica el cronista de la época.  Puede que se enterara un año después de la existencia del cántico, pero lo que queda claro es dónde nació.

Vía: La Vanguardia