Bono (el de U2): de santo a evasor fiscal

Este post viene de: Soy friki… Que diga… Soy Pelopo82 y es un tema que también salió reflejado en un excelente documental sobre los paraisos fiscales.

Es hijo de la ciudad, nacido en el barrio de clase media-baja en Ballymon Avenue, alumno -como el resto de U2- de la escuela privada Mount Temple en las afueras de Dublín. El nuevo álbum del grupo, No line on the horizon, encabeza el ranking de éxitos irlandés por encima de Lady Gaga y Bruce Springsteen. Pero recorriendo las calles de Dublín es difícil no llegar a la conclusión de que Bono -casi un santo por sus actividades sociales- y U2 ya tienen pocos amigos en su ciudad natal tres años después de trasladar su sede fiscal a Amsterdam, donde pagan menos impuestos.

pope_bono

Unos grafitis embadurnan los pósters de publicidad del nuevo álbum colgados en la calle Parnell: Tax dodger! [evasor de impuestos]. Bono, paladín de la causa de dedicar más fondos públicos a las ayudas al desarrollo, se defiende de las acusaciones de evasión con gran ingenio y no menos jeta. El éxito de Irlanda -explicó en una entrevista el pasado fin de semana en el Irish Times- puede achacarse a “una arquitectura financiera que beneficia a toda la nación (…), una manera de atraer a gente que en otras circunstancias ni viviría aquí”, dijo en referencia a las políticas de bajos impuestos para las empresas en Irlanda. Y, puesto que defiende las virtudes de un modelo de bajos impuestos que atraiga a gente de otros países, resultaría una “hipocresía (…) no utilizar un centro de servicios financieros en Holanda”.

Por si el rechazo a la evasión fiscal no bastara para ensuciar la imagen de U2 -cuyos integrantes comparten un patrimonio estimado en 700 millones de dólares-, el grupo ha participado en los polémicos proyectos inmobiliarios de la gran burbuja de Dublín. Contrataron al arquitecto Norman Foster para reformar el hotel Clarence, un proyecto que, al suponer la demolición de parte del histórico edificio, levantó ampollas en grupos conservacionistas. Así mismo, el grupo se metió de lleno en el polémico proyecto de modernización del puerto como promotores de la llamada Torre U2, que habría sido el rascacielos más alto de Irlanda. Ahora que el sector inmobiliario irlandés se encuentra en la UCI, “todos los proyectos de Bono y U2 se han metido en el refrigerador”, dice Macdara Doyle, portavoz del sindicato Congress.

Paraiso fiscal1

U2 ha participado en otros negocios especulativos. Bono es director del fondo de inversiones especulativo Elevation Partners, cuyo nombre proviene de la canción Elevation de U2 con el estribillo “Tú elevas mi alma”. La crisis ha diezmado las inversiones del fondo. Crece una campaña en contra del uso de paraísos fiscales, que será un tema prioritario en el G-20 en Londres en abril y eso puede dañar la imagen no solo de U2, sino de otras celebridades acusadas de evasión como el cantante de country Willie Nelson, el actor Wesley Snipes o el tenista Andre Agassi. La red de justicia tributaria calcula que la evasión fiscal desvía 250 millones de dólares de los cofres estatales, suficiente para cumplir los objetivos de reducción de pobreza, que Bono abandera.

Personalmente opino que hay que darles caña y de la buena a todos los evasores físcales, sean músicos que nos gusten, deportistas que nos hagan vibrar o empresarios desconocidos. Tal y como salía reflejado en el documental que os comenté antes (lo siento no recuerdo el título), los impuestos son el precio que hay que pagar por vivir en una sociedad capitalista, que es la que les ha permitido tener esos grandes ingresos. Es un peaje necesario y ellos quieren saltárselo.

Os recuerdo que un paraiso fiscal es un estado que tiene 2 reglamentaciones fiscales diferentes, una para las personas que obtienen sus ingresos en ese mismo estado y otro para los extranjeros o personas que obtienen su dinero en otros paises. Con ello se consigue una gran desigualdad, ya que sólo pagan impuestos los nativos y por lo tanto ellos sólos mantienen la economia. Eso contradice la idea de que un paraiso fiscal es rico porque los evasores dejan dinero en ese país, cosa totalmente falsa, dejan dinero en los bancos y bufetes de abogados, el dinero para mantener ese estado sale de los bolsillos de los contribuyentes. Además, hace 20 años havía 5 paraisos fiscales, actualmente hay 72.

En los tiempos que corren hay que acabar con los paraisos fiscales y juzgar a los evasores. Luego encima se quejan de la piratería, ellos si que son piratas…

Vía: Soy friki… Que diga… Soy Pelopo82

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Hola, muy bueno tu post. Te apunto el link al documental que haces referencia: http://www.youtube.com/watch?v=cc4TwFGhKCQ.

    Si todo el capital que permanece oculto en los paraísos fiscales saliera a la circulación se acabaría la crisis financiera, la falta de empleo y el hambre en el mundo. Entonces ¿a qué esperan los políticos?… Vaya, se me olvidaba que los políticos necesitan de los bancos para financiar sus campañas electorales y todos los grandes bancos están presentes en algún paraíso fiscal.

    Saludos.